Carrie Rodríguez – Love And Circumstance (2010)

julio 7, 2012

Carrie Rodriguez – Love and Circumstance

Uno de los conceptos curiosos en nuestro tiempo es el de la “canción de autor“, ser cantautor a toda costa y hasta las últimas consecuencias. Está bien, analicemos el hecho.

Parece que cuando un Músico canta las canciones de otro como es el caso del disco que me ocupa hoy es considerado un hecho poco meritorio per sé, o por el contrario se le otorga gratuitamente un valor añadido cuando el autor viene a desgañitarse y a arañar las cuerdas de una guitarra o aporreando malamente un piano, sin que importe como salen a escena sus retoños. Parece permitirse todo cuando uno interpreta sus propias composiciones y esto no debiera ser así. ¿No se preocupan ya los padres de que sus hijos salgan al mundo bien parecidos, bien arreglados y vestidos? Cuando todo se hace bien no tengo ningún argumento en contra de quien compone y escribe los temas que defenderá después en disco o en directo. Rompo una lanza en favor de los intérpretes, a veces injustamente considerados en el mundo de la música, otras desde luego que no.

Todo esto lo he resuelto ya en mi cabeza. Me importa el resultado musical en un porcentaje muy elevado, pongamos un 92% dejando para el resto cosas como imagen, tendencia, autoría, cantautoría o quién sabe qué malas pasadas me hará el subconsciente (¿qué coño es el cine de autor, por cierto?). No veo que una canción esté huérfana por no ser el padre o la madre quienes la interpreten, incluso que nada ocurra porque no se le conozca padre o madre, como tantos anónimos geniales de siglos pasados. Nos cargaríamos el 80% del folclore de un plumazo, el 80 % del jazz, ¿dónde quedarían la mayoría de los boleros, muchos de los cuales tienen por autor a un escritor o poeta y a un areglista-músico? Además, luego los interpreta una gran orquesta con la voz de un intérprete (especialista en comunicar con la voz y su actitud en el escenario) a la cabeza.

¿Pondríamos My Way en el cajón de los bastardos? ¿Conllevaría ello algún demérito para la canción o para el intérprete, me pregunto? ¿Se habría convertido en un éxito mundial si en vez de Frank Sinatra la habría cantado su autor? Difícilmente podría haberse dado el caso porque se pueden contabilizar hasta cuatro padres, algunos de ellos no sé si llegan a ser coetáneos.

Lo que importa es el resultado y siempre, siempre, prefiero que me canten un tema bien a que me lo barrunte su papa o su mama.

Carrie Rodríguez es una violinista excelente, pero diría yo que como cantante no le falta nada, es más, su gusto es exquisito, la facilidad con la que expresa emociones con su voz pasmosa. Los compositores son de la talla de Ry Cooder o Richard Thopson, por ejemplo. Habrá que ver si en el futuro se anima a cantar algunos de sus temas si es que le surge la necesidad de componer, tal vez ya lo haya hecho anteriormente, lo desconozco. Si yo fuera un compositor y ella cantara una canción mía sería algo estupendo.

Se puede disfrutar de la guitarra de Bill Frisell en tres de los tracks, pero a destacar el tema que hacen a dúo, I’m So Lonesome I Could Cry, en el que guitarrista toca por tres, algo increible, pedal arriba, bajo y todo lo del medio que a veces es la armonía y otras un solo, mientras ambos juguetean con el tiempo arriba y abajo. Hermoso de veras.

Los arreglos, la producción (a cargo del mítico Lee Townsend), el sonido, la interpretación de todo… delicioso, de elaborada simpleza con un destacado gusto por la naturalidad, ya que se escucha todo de los dedos, de la madera, de los parches… las respiraciones en todos los instrumentos, por supuesto La voz.

En definitiva, si aún no te has atrevido con el Country este puede ser tu disco. Quiero dedicar este post a mi amigo y músico David Moya (otra cosa no, pero song-writers en mi vida hay un porrón), pues parte de lo contado anteriormente surge de una conversación entre ambos. Espero que no me fusilen por ello, pero puede ser realmente polémico, si no tiempo al tiempo… ¡Ya os contaré!

La recomendación etílica va a ser tomar un buen Patxarán ya que hoy es San Fermín. Salud!

Creditos del disco:
• Carrie Rodriguez – vocals, tenor guitar, electric mandolin, strings and fiddle
• Hans Holzen – electric and acoustic guitars & mandolin
• Kyle Kegerreis – acoustic and electric bass
• Eric Platz – drums & percussion

With special guests: Buddy Miller, Aoife O’Donovan, Greg Leisz, Bill Frisell and Doug Wamble

Produced by Lee Townsend
Label: Night Street Opus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: